Suelo Radiante

SUELO_RADIANTELa temperatura ambiente siempre será uno de los factores fundamentales condicionantes para el confort. Por eso resulta primordial contar con un buen sistema de climatización.

El sistema de climatización por suelo radiante proporciona un calor uniforme, regular y suave, hasta el punto de conseguir el perfil de temperatura más cercano a la calefacción ideal. Se trata de un sistema de baja temperatura en el que el agua (entre 30-45 ºC) circula por la red de tubos para conseguir que el suelo adquiera una temperatura de entre 22-27 ºC. De este modo, es posible lograr una temperatura ambiente de confort dos grados inferior a una calefacción tradicional, lo que se traduce además en un ahorro en el consumo medio de energía de hasta un 15%.

Ventajas

Confortable: los pies templados y la cabeza fría.
Calor uniformemente repartido.
Saludable: temperatura suave, mayor confort, sin riesgos.
Económico: bajo consumo. Eficiencia energética.
Ideal para su combinación con energía solar térmica.
Libertad de decoración interior. No hay elementos externos.
Sin corrientes de aire que arrastran el polvo.