Climatización

48326571_1

La climatización consiste en crear unas condiciones de temperatura, humedad y limpieza del aire adecuadas para la comodidad y el bienestar de las personas dentro de los espacios habitados o la conservación de las cosas. Independientemente de las condiciones climatológicas exteriores.

Disponemos de los mejores equipos y marcas del mercado, con un bajo consumo y muy silenciosos que nos permiten un control total de la temperatura en cada momento.

Calefacción

Además de nuevas instalaciones realizamos el mantenimiento y reparación de sistemas de calefacción en edificios industriales y comerciales, además de en viviendas. Estas instalaciones abarcan calderas, tanques de grandes dimensiones, tuberías, bombas, equipos de control, entre otras cosas.

Una vez que se instala el equipo se realizan pruebas y nos aseguramos de que todo funciona correctamente.

Ventilación

La instalación de ventilación es la destinada a la renovación del aire de los locales para limitar el deterioro de su calidad.

El principio básico de un sistema general de ventilación consiste en alimentar de aire exterior a los locales generalmente ocupados por personas y donde la polución está limitada, evacuando hacia el exterior el aire viciado de los locales y haciendo pasar el aire, en su caso, desde los locales alimentados con aire nuevo a los que tienen dispositivos de extracción, a través de aberturas de paso dispuestas en particiones o puertas interiores de los recintos intermedios. Para conseguir que el aire recorra esta dirección, se necesitan diferencias de presión y temperatura.

La instalación de ventilación puede hacerse de distintas maneras, pero en nuestro caso aplica:

– Ventilación mecánica: la renovación del aire se produce por el funcionamiento de aparatos electro-mecánicos dispuestos al efecto. Puede ser con admisión mecánica, con extracción mecánica o equilibrada.

En este tipo de ventilación, los conductos de extracción están dotados del correspondiente aspirador mecánico, que extrae continuamente el aire de forma automática. El aire exterior es aspirado desde los recintos secos, hacia los húmedos para salir por las aberturas de extracción. Este tipo de ventilación, al igual que la híbrida, no tiene en cuenta las variaciones de humedad o calor en el interior de la vivienda; así, el caudal de aire que la atraviesa es constante.

Para solucionar este problema, existen sistemas de ventilación mecánica que regulan su caudal en función de la humedad interior, lo que permite garantizar la evacuación más rápida del aire muy húmedo limitando las pérdidas de confort térmico. Además existen sistemas que permiten recuperar calor del aire que se extrae, utilizándolo para calentar el aire nuevo que procede del exterior. Un ventilador impulsa este aire nuevo precalentado a los recintos secos.

logos-clima2