Agua Caliente sanitaria (ACS)

esquema_basico_acsSe estima que, por término medio, el agua caliente de uso sanitario supone cerca del 25% del consumo energético de una vivienda y por ello constituye un interesante capítulo de ahorro.

El suministro doméstico de agua caliente para obtener mayor confort y calidad de vida precisa de una temperatura ideal de salida del agua caliente entre 37ºC y 42ºC. El aprovechamiento de la energía térmica del sol resulta súmamente eficaz para el calentamiento del agua.

Además del ahorro económico -más del 50% de las necesidades de ACS pueden ser cubiertas por la energía solar térmica- existe un creciente apoyo institucional favorable a este tipo de instalaciones, tanto a nivel estatal, como apoyos y subvenciones por parte de Corporaciones Públicas y Ayuntamientos.

Funcionamiento

Los equipos solares térmicos captan la energía radiante para su aprovechamiento, almacenándola en un acumulador o depósito para su posterior utilización.

La transmisión de energía solar al agua del acumulador se lleva a cabo mediante la circulación del fluido contenido en el circuito primario; el mismo se calienta al pasar el agua través de este.

Cuando la temperatura del agua es inferior a los 45ºC, el sistema de energía auxiliar se encargará de realizar el calentamiento adicional hasta alcanzar la temperatura deseada.